NY versus DC. O el encanto oculto de Washington

She’s so New York! (¡Es tan de Nueva York!) Exclamó mi amiga washingtoniana (nacida en Cincinnati, Ohio) ante los comentarios de una visitante.

Sonreí y me acordé de esa anécdota leyendo este domingo la entrevista que le hacía el New York Times a la juez del Tribunal Supremo de los EEUU Sonia Sotomayor con motivo del libro de memorias que ha escrito. Sonia Sotomayor hizo historia cuando el presidente Obama la eligió para el máximo tribunal de los EEUU y pasó la aprobación del Senado. La primera latina, la primera hispana, que llega al tribunal constitucional estadounidense.

Y me acordé de la reacción de mi amiga porque Sotomayor cuenta en esa entrevista cómo le ha costado adaptarse a los ritmos y la vida de Washington viniendo ella de Nueva York y habiéndose criado en el Bronx.

Washington DC es un pueblo comparada con Nueva York. Washington DC es un muermo comparada con Nueva York. O… Nueva York es una histeria comparada con Washington DC.

Recuerdo cuando iba de Washington a Nueva York por trabajo o por ocio en tren. Me esperaba la excitación de Nueva York, pero también su stress. En cuanto bajaba del vagón y ponía los pies en el andén de Penn Station ya me estresaba, era como si me soltaran una pequeña descarga eléctrica. Subía al vestíbulo y el stress iba en aumento, y ya cuando salías a la calle, el acabose. ¡Qué ansiedad! ¡Qué prisas! ¡Qué ruido! ¡Cuánta basura! Y por la noche, en el hotel, ese uuuuuuuuh , ese ruido que primero creías eran los motores de los ascensores hasta que te dabas cuenta de que no, ese ruido era el de la suma de los aparatos de aire acondicionado de decenas, centenares de apartamentos y habitaciones. Volver a Washington era hacer el camino inverso. Llegabas a Union Station y tus pulsaciones bajaban automáticamente. Atrás habías dejado la locura de la ciudad y volvías a estar en el pueblo.

¿No hay stress en Washington DC? ¡¿En la capital política del mundo?! Sí, ¡¿cómo no va a haber?! Es la capital del impero, es la ciudad de los lobbies, es la ciudad donde se trepa y triunfan o se hunden carreras políticas, la ciudad de puñaladas traperas y cloacas del sistema. Hay mucho ego por metro cuadrado. Hay mucho poder y por lo tanto hay mucho stress. Pero es un stress que se lleva por dentro. En pasillos y despachos. En úlceras, contracturas, coágulos e infartos que se van creando día a día. Pero fuera, en la calle, el ritmo es pausado y tranquilo. Es una ciudad en horizontal y del sur. Una espejismo de Arcadia feliz de barbacoas en el jardín los domingos y jogging por las aceras a diario. Y ciervos por las avenidas.

Hablamos, claro, del “Washington blanco”. El NW, el Noroeste de Washington. Porque en esta ciudad aún segregada de facto su vida cotidiana es la historia de dos ciudades. La ciudad de las instituciones –gubernamentales o internacionales- alrededor de las cuales viven quienes trabajan en ellas directa o indirectamente, en el Noroeste, y el resto. Los otros puntos cardinales de Washington son de mayoría afroamericana –y cada vez más hispana- con bolsas terribles de pobreza y exclusión social, donde ha ocurrido que al preguntar a unos niños a qué les recuerdan los fuegos artificiales del 4 de Julio muchos respondan “a disparos de bala”.

Ocho meses dice Sonia Sotomayor que le llevó apreciar la belleza de Washington, y que fue en el Rock Creek Park, el monte extenso que se ha conservado en el corazón de esa ciudad artificial y sin personalidad aparente. Verás cuando descubra Sotomayor que en menos de media hora se puede plantar en las Great Falls del Potomac y pasarse horas ensimismada viendo las cataratas y sus piragüistas y escuchando el sonido del agua.

PS No dejen de leer la entrevista.

Advertisements

About Anna Bosch Blog

Journalist, watcher, listener... Barcelona, Madrid, Lyon, москва, Washington, London...
This entry was posted in Uncategorized and tagged , . Bookmark the permalink.

One Response to NY versus DC. O el encanto oculto de Washington

  1. ANDRES says:

    Gracias Ana, muy interesante tus comentarios de N.Y. y Washington. Posiblemente…….. Me quedaría con el encanto oculto de Washington, o no ? .-
    Saludos cordiales.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s